Historia


historia

Huaquechula es un lugar  en donde la naturaleza, tradiciones, usos y costumbres de un pueblo antiguo se renuevan en un ciclo enigmático. Ofreciendo en cada estación, cada mes, cada día, un paisaje que  envuelve al visitante  con sus colores, aromas y sabores.

Heredado por la lengua náhuatl, su nombre original es Cuauhquechollan (lugar del águila de hermoso plumaje). Tierra donde cobraron vida miles de hazañas logradas por guerreros Mexicas, Chicalancas y Teochichimecas, legado que se puede observar en los códices y lienzos que el pueblo guarda celosamente. Fechas y leyendas inscritas en  magníficos petroglifos que custodias sus espacios públicos. Conquistado por la Corona Española, la astucia de los indígenas Cuauhquecholtecas los llevo a forjar una alianza para vencer a los pueblos del sur hasta llegar a Guatemala. Considerado el Lienzo de Cuauhquechollan el primer mapa de aquel país.

Huaquechula data del año 1110 de nuestra era, en que grupos indígenas Xicalancas y Teochichimecas se establecieron al norte de donde se encuentra hoy el pueblo. Hacia 1200, grupos nahuas efectuaran la segunda fundación, dos kilómetros al sur y la tercera y la definitiva fue tras haber sido sometida por los españoles a finales de septiembre de 1520.

De 1510 a 1521 fue considerada en la ruta de la conquista, otorgándola en encomienda a Jorge de Alvarado, en 1524. En el siglo XVII pasa a formar parte de la Corona, perteneció al antiguo distrito de Atlixco hasta 1895 en que se erigió en municipio libre por decreto del supremo gobierno, nombrándose cabecera al pueblo de Huaquechula.

El resultado de la conquista Española fue la fusión entre dos mundos mezclando sus creencias, tradiciones, gastronomía, artesanía, arquitectura,  usos, costumbres  y filosofía de la vida; que aún es notable en el día a día de los oriundos de la  comunidad.